Empresa mexicana utiliza huesos de aguacates para hacer pajitas y utensilios de un solo uso

En la "carrera" para sustituir los plásticos en utensilios de un solo uso, la empresa mexicana Biofase, ha conseguido transformar 15 toneladas de huesos de aguacate en utensilios 100% biodegradables.


La problemática del medio ambiente viene dada en uno de sus mayores motivos, por el uso continuado de material plástico de un solo uso, y es por ello que en contrapartida haya generado un efecto boomerang en positivo, ya que muchos emprendedores se han decantado por mostrar sus esfuerzos en favor de la protección del ecosistema mundial.

El movimiento creciente es que gran parte de la ciudadanía se está empezando a concienciar y comienzan a sustituir los utensilios plásticos por otros que sean biodegradables o de cristal.

Una de las propuestas diferentes que se ha lanzado al mercado es la diseñada por el ingeniero bioquímico mexicano Scott Munguia a través de la compañía mexicana Biofase.

Esta empresa se dedica a la fabricación de todo tipo de útiles biodegradables, para reducir el efecto de la contaminación a la biosfera, a través de productos orgánicos cuya repercusión ambiental en carbono siempre es menor que la huella contaminante que dejan los plásticos.

Scott ha inventado un nuevo material a partir de las semillas del aguacate, cuyos residuos son desechados, pero que este joven emprendedor le ha dado una nueva utilidad, para fabricar pajitas, el «veneno del mar», tenedores, cucharas y cuchillos.

Utensilios ecológicos de un solo uso.

La compañía Biofase hace la comparativa con la descomposición de los plásticos, ya que sus productos tiene una caducidad de 240 días dentro de un ambiente adecuado, como la misma tierra o basurero en un sistema de compostaje industrial. Los plásticos a diferencia de estos biodegradables tardarían 500 años en su descomposición sin llegar a desaparecer por la acción de agentes biológicos.

En la actualidad la compañía Biofase, convierte 15 toneladas de semillas de aguacate en útiles ecológicos de un solo uso, reduciendo su impacto ambiental al desecharlos.

Todos sus productos ya se pueden adquirir en su página de internet y los precios son bastantes razonables en comparativa con otras tecnologías biodegradables y compostables e incluso más baratos que algunos artículos similares de plástico.

La tecnología puesta a preservar el planeta es una de las opciones que deben prevalecer hoy en día en el mercado, y gracias a las iniciativas como las de este emprendedor, podemos decir que se ve una luz para decir que «hay un futuro para nuestro planeta».


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!