Estudiantes brasileños crean un pañal biodegradable hecho de yuca

En Brasil unos estudiantes consiguen crear unos pañales totalmente ecológicos, reemplazando el poliéster sintético por almidón de yuca, un logro por el que se han interesado ya varias empresas.


Se inventan pañal de yuca

Varios alumnos de edades comprendidas entre los 15 y 16 años, del Instituto Federal de Mato Grosso (IFMT) en Brasil, han creado un diseño biodegradable de pañal para empatizar con el problema generalizado del planeta, como es el daño de los materiales no reciclables hacia el ecosistema.

Este invento se presentó al Maratón de Células Empresariales MT 2017, y consiguió la segunda posición. La inventiva parte de un grupo de estudiantes que cursando el módulo técnico de la escuela secundaria IFMT en relación a las áreas de Medio Ambiente, Comercio y Agricultura, idearon esta propuesta ecológica que servirá como opción para reemplazar a los que usualmente se están empleando.

Estos pañales ecológicos reciben el nombre de ToperBio y su iniciativa partió de un grupo organizado por maestros como Aloizio Farias, consejero en el proceso e implicado personalmente en el tema.

Estudiantes desarrollan pañales ecológicos ToperBio.

Como consecuencia de tener un padre con Alzheimer y ser consciente de lo que implica esta enfermedad, en la que se usan a diario los pañales geriátricos, quiso dar una alternativa al hecho de deshacerse de estos sin perjudicar de lleno al medio ambiente.

Planteó la idea al grupo del que es responsable y debatieron de qué manera sustituir el poliéster sintético del que están hechos, por otro material que pudiera descomponerse naturalmente y de ahí partió la decisión de fabricarlos con un poliéster natural como es el almidón de yuca.

Este material se eligió por ser muy abundante en la región y que ¡mejor material para fabricarlos!, según declaró la estudiante Mariana Nunes a través de las redes y del sitio web Connection Planet. Se ha puesto como fecha de lanzamiento de los pañales «Toper Bio» al mercado, unos seis meses y sus costes oscilaran por unidad sobre los 0,34 dolares, todo dependerá de si su fabricación llega a realizarse en cantidades elevadas, para abaratarlos.

La presentación en el Maratón de Células Empresariales, les permitió dar luz al proyecto y reclamar su patente. Varias empresas les han mostrado su interés y el deseo de asociarse e incluso de financiar la idea, ya que el planeta reclama alternativas para su supervivencia, ¡enhorabuena chicos!.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!