Naciones del Pacífico en riesgo de ser inhabitables para el año 2030

Gran parte de la islas del Pacífico podrían desaparecer por completo en menos de 10 años debido al deshielo, el cual provocaría un aumento considerable del nivel del mar.


Un importante grupo de países ubicados geográficamente en la parte insular del Océano Pacífico, han emitido en estos días un comunicado de prensa conjunto con el que pretenden alertar acerca del riesgo que corren sus poblaciones si el cambio climático continúa las tendencias actuales.

Con la nota, en la que se declara abiertamente la emergencia climática para sus territorios, pretenden llamar la atención de la comunidad internacional e instar a que se tomen decisiones inmediatas, para revertir o al menos detener las consecuencias que las altas temperaturas y el deshielo de los hielos glaciares les están provocando.

La declaración, que cuenta con la firma de los principales referentes políticos de naciones como Fiji, Kiribati, Nauru, Micronesia, las Islas Marshall, las Islas Salomón, Vanuatu, Timor Oriental y Tonga, es sin duda una de las conclusiones más importantes que pueden extraerse del reciente Foro de Desarrollo de las Islas del Pacífico, organizado por Fiji.

Fenton Lutunatabua, director de la Organización Internacional 350.org, fue una de las personalidades destacas con presencia en este encuentro, tomando la palabra ante los medios para manifestar que la carta “deja claro que la escala actual de la crisis climática requiere medidas urgentes para eliminar el carbón y los combustibles fósiles”.

“Esta declaración visionaria es un testimonio de la voluntad de los habitantes del Pacífico que ha movido a sus políticos a mostrar un compromiso para enfrentar la crisis climática”, ha añadido luego.

Esta postura parece estar enfocada directamente hacia los países más poderosos de la región, especialmente Australia, que en las últimas cumbres internacionales se ha mostrado cauta y equilibrada respecto del calentamiento global.

Los expertos presentes en Fiji aseguran que el gigante de la zona debe ser el primero en trasladar la postura de estos países, ya que de lo contrario poco a poco comenzarán a sufrir las consecuencias de una situación que ya parece irreversible.

En cuanto al contenido más técnico de la declaración, puede decirse que estos líderes políticos de Oceanía reclaman la prohibición absoluta a toda nueva minería del carbón, como así también la finalización de los subsidios que regulan el comercio de combustibles fósiles.

Mina de carbón en Australia.

Más en general refieren, que resulta indispensable que todos los estados del mundo cumplan los acuerdos y obligaciones que surgieron en su momento de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, para prevenir interferencias sobre el sistema climático.

De igual modo, se hace un nuevo llamado a “aquellos gobiernos de países con altas emisiones que están obstaculizando el progreso en los esfuerzos de cambio climático, a que presten atención a la ciencia climática y cambien urgentemente la dirección en beneficio de todos, incluidas las personas en sus propios países”.

Islas Marshall y Maldivas, las más afectadas

Aunque como comentábamos, los riesgos del calentamiento global pesan sobre toda esta región del planeta y sobre el mundo entero, es cierto también que algunos territorios se encuentran especialmente en peligro, como ocurre con las Islas Marshall y Maldivas.

En el primero de los casos, un estudio reciente da cuenta de que casi la totalidad de la población podría verse afectada en mayor o menor medida por el aumento del nivel del mar, ya que en estas islas el 99% de los pobladores habitan sobre las costas.

Las Islas Marshall podrían desparecer por completo.

Las Islas Marshall son consideradas unas de las más bajas del mundo, y según las mediciones de sus científicos, en la región el nivel del agua está aumentando casi un centímetro por año, un registro hasta tres veces superior al de la media mundial.

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU ha referido al respecto que todos los efectos surgidos del aumento del nivel del mar producirán sin dudas modificaciones en los sectores sociales y económicos de los países insulares más pequeños.

Algo similar ocurre en Maldivas, donde más del 80% de la superficie terrestre se encuentra a menos de un metro sobre el nivel del mar, situación que les obliga a tomar medidas urgentes ya mismo, en muchos casos relacionados con la evacuación o el traslado de sus viviendas.

Hay que destacar que en este país, compuesto fundamentalmente por atolones de coral y pequeñas islas, las principales actividades económicas del país como la pesca o el turismo se desarrollan en los últimos 100 metros antes de la costa.

Como se puede ver, aunque el calentamiento global indudablemente es una situación que debe preocupar a todo el mundo, existen casos de naciones como éstas del Pacífico insular que requieren de respuestas inmediatas por parte de los líderes mundiales que se traduzcan en acciones concretas, como las que han tomado sus propios gobernantes.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!