ONU y WTTC se encaminan hacia un turismo mundial sostenible

La Organización de Naciones Unidas y el Consejo Mundial de Viajes y Turismo han anunciado un nuevo programa que promueva el turismo sostenible, disminuyendo el impacto que tiene sobre el medio ambiente.


El turismo ha crecido, en las últimas décadas y de la mano de las conexiones globales, como seguramente nadie lo hubiera esperado hace medio siglo, transformándose también en una de las grandes causas de la contaminación del ambiente, por las emisiones de CO2 que genera.

Y mientras un buen número jóvenes como la propia Greta Thunberg comienzan a manifestarse en contra del turismo tradicional, negándose a viajar en aviones, algunos de los principales organismos en la materia también están afrontando esta amenaza con sus propias medidas.

De hecho, la Organización de las Naciones Unidas -ONU- y el Consejo Mundial de Viajes y Turismo -WTTC-, acaban de anunciar un programa para “implementar acciones de sustentabilidad en el sector turismo y mitigar el cambio climático”.

El plan, que no casualmente fue dado a conocer en el marco del Foro de Acción Climática y Medioambiental 2019, fue oficializado por la misma presidenta y CEO del WTTC, Gloria Guevara Manzo, quien brindó algunos detalles acerca de las metas que se han propuesto.

Entre ellas, destaca especialmente la relacionada con ofrecer una industria turística libre de emisiones de dióxido de carbono para el año 2050, algo que sólo será posible con el impulso de la descarbonización de este negocio en todo el planeta.

La iniciativa más ambiciosa que se recuerde

Este proyecto, sin ningún tipo de precedentes, obligará a la ONU y el WTTC a seguir muy de cerca el comportamiento de los principales actores del sector ya que, de lo contrario, los plazos se prolongarán, y los resultados nunca serán suficientes.

“Trabajaremos para apoyar medidas de eficiencia energética, energía renovable y reducción de residuos, tanto al interior de las empresas a lo largo de la cadena de valor. Además, en conjunto con los gobiernos desarrollaremos incentivos para que los miembros del WTTC inviertan en soluciones basadas en la naturaleza”, comentó la misma Guevara Manzo en este sentido.

En las primeras etapas de este plan, se deberán entonces identificar los cambios necesarios para que la industria del turismo no siga dañando el planeta, implementando estrategias de sustentabilidad hasta ahora inéditas o que apenas se han ensayado.

Por supuesto, los intereses perseguidos irán alineados de forma muy estrecha a los objetivos que la ONU viene señalando en materia de lucha contra el cambio climático, y es de hecho el apoyo de este ente fundamental para los avances diplomáticos.

Ambas entidades colaborarán compartiendo datos y dando a conocer algunas prácticas eficientes para un turismo más sustentable, produciendo también informes anuales en los que se evalúe la acción de los diferentes actores, dejando en claro que la posibilidad de conocer otras partes del mundo sin perjudicar al planeta es realmente viable.

El programa de la ONU y el WTTC tampoco descarta pedir ayuda a especialistas para que investiguen y promuevan acciones que las empresas de viajes y turismo podrían realizar, siempre a fin de reducir las emisiones de dióxido de carbono, y manteniéndolas dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático -CMNUCC-.

incluso, aquellas compañías que se muevan dentro de este campo, tienen la posibilidad de pedir formar parte del programa del WTTC, lo que les permitirá obtener reconocimientos y facilidades, como parte de la promoción del proyecto a escala global.

«El WTTC lanzará un hub de viajes y turismo sostenible que impulsará nuestra investigación, el intercambio de mejores prácticas y que fomentará la colaboración con socios clave, incluidos la CMNUCC y el Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente -PNUMA-, para encontrar soluciones climáticas que sean aplicables a todo el sector”, puntualizó la CEO de la institución.

Un camino ya iniciado

Si entre todos los agentes contaminantes que forman parte de la industria del turismo está claro que los aviones son los primeros apuntados para reducir su uso, no podemos perder de vista algunas decisiones empresariales que dan cuenta de la comprensión del asunto por parte de las aerolíneas.

Por ejemplo, TUI Nederland, filial holandesa de esta multinacional, anunció recientemente que eliminará todos los vuelos que conectan Holanda con París, para centrarse en ofrecer esas conexiones vía tren, un medio de transporte algo más lento, pero que puede desplazar una cantidad mucho más grande personas contaminando porcentajes mínimos respecto de los de un avión.

Se espera que, en los próximos años y décadas, muchas otras compañías sigan el ejemplo de ésta ya sea por una estrategia comercial que les vincule con el cuidado del planeta, o bien por acogimiento a las diferentes normativas nacionales que se los impongan.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!